“Con el análisis de la cámara el comisario deportivo me da la razón”
28.09.2017

El final de la octava fecha disputada en La Plata, bajo la lluvia, trajo aparejada una polémica. Mientras Claudio Palazzo y Alejandro Frangioli se adjudicaron los primeros lugares del podio tras cruzar la línea de sentencia, Mauricio Costante recurrió a los Comisarios Deportivos para zanjar la discusión, quienes le dieron la derecha.

Las carreras terminan cuando se baja la bandera a cuadros, decía Juan Manuel Fangio. Sin embargo, en aquella época no había cámaras a bordo. Con ese elemento Costante pudo resolver el entuerto planteado en la lluviosa jornada platense.

“Se relanzó la carrera, lo alcanzo después del curvón a Claudio Palazzo y lo paso en la curva de 90º, que es hacia la izquierda. Entre 15 y 20 segundos después de esa maniobra se prende el Lisso y entro en ritmo de auto de seguridad. Luego en la recta opuesta me pasan Alejandro Frangioli y Claudio y comprendí que no habían entendido que estábamos neutralizados”, destaca Mauricio.

La maniobra no terminó ahí: “Salimos a la recta e intento recuperar mi posición y me vuelven a pasar. Entonces decidí quedarme tercero hasta que se relance. Cuando se fue el auto de seguridad, seguí en la lucha por ganar la carrera. Los superé y cuando venía ganando me pasé en la entrada a la recta y finalicé tercero en pista.”

¿Qué pasó luego? Costante salió eyectado de su BMW hacia la torre donde estaba el comisariato. “Al terminar la carrera hice el reclamo de la maniobra en la que me pasan con auto de seguridad porque esa posición me correspondía. Con el análisis de la cámara el comisario deportivo me da la razón y gané la carrera”.

“No quiero entrar en polémica, pero es justo que se hable de que no gané en buena ley. Tengo elementos a mi favor y no fui a pedir nada que no fuera mío. Lamentablemente ellos no tenían cámaras instaladas o prendidas como para refutármelo, porque si hubiera estado equivocado no hubiera tenido problemas en aceptarlo”, finalizó.